Investigador de la UHU aboga por traslado de los Fosfoyesos


fosfoyesos

Un investigador de la UHU aboga por enterrar los fosfoyesos a 700 metros

José Borrego advierte de la inestabilidad del suelo bajo las balsas Los residuos podrían soterrarse a una profundidad en capa sólida

El profesor titular del Departamento de Geología de la Universidad de Huelva (UHU), José Borrego Flores, se mostró ayer partidario de que se realice un estudio que compruebe “el nivel de estabilidad que tiene el depósito de fosfoyesos”. Este consejo es consecuencia de sus estudios realizados sobre este polémico enclave, en los que el geólogo deja muy claro que las balsas de fosfoyesos se encuentran depositadas sobre unos sedimentos formados principalmente por arena y agua. Ese lecho tan inestable podría “llegar a provocar corrimientos de tierras” y otros “riesgos geotécnicos” que afectarían al entorno.

Ante la propuesta que se le ha dado a este problema ambiental, de cubrimiento, José Borrego incide en dos alternativas. La primera sería “el traslado o confinamiento profundo de estos residuos”. El científico explicó que “entre 700 y 1.000 metros de profundidad en el suelo del entorno de la ciudad, hay una capa sólida que podría acoger los residuos”. La otra alternativa es expandir aún más las balsas para mitigar el peso que infringen en el lecho de las marismas.

Lo que está fuera de dudas es que “los sedimentos en los que está construida Huelva son muy recientes, de unos 9.000 años; esto significa que cuentan con una alta concentración de agua y las balsas fueron depositadas sobre sustratos que contienen mucha agua; son bolsas de arena sobresaturadas. Esto provoca que el terreno que tienen los fosfoyesos debajo de sí sea muy inestable”.

El problema se complica teniendo en cuenta el peso de las balsas: “Hay zonas que llegan a los 25 metros en vertical con un peso de 60 toneladas cada metros cuadrado de superficie y esa es una situación que puede considerarse insostenible y que puede provocar inestabilidad en la zona”. El también representante de la UHU en la Mesa de los Fosfoyesos añadió que “el agua que se encuentra en la parte inferior está sometida a una gran presión como consecuencia del peso de los fosfoyesos. En algún momento, esa masa de agua puede encontrar alguna vía de escape. Esa fuga de agua puede causar un corrimiento de tierras al colapsarse los sedimentos”. Para Borrego, la solución que “se ha elegido que es el recubrimiento de los residuos no acaba con el riesgo geotécnico”.

Sobre este tema de la estabilidad, el proyecto presentado por la empresa Fertiberia prevé el control de ésta hasta 30 años después de la clausura. Esto implica que se medirán los desplazamientos horizontales en profundidad, para detectar posibles deformaciones laterales en el interior de los márgenes de la balsa de yeso.

Además se realizarán presiones intersticiales a diferentes profundidades, Para controlar la evolución de los distintos niveles piezométricos existentes en los citados márgenes.

FUENTE: HUELVA INFORMACIÓN

Anuncios

Una respuesta a “Investigador de la UHU aboga por traslado de los Fosfoyesos

  1. ¿Tu segundo apellido es FERTIBERIA? Enga, ya, cómprate una finca y entierras allí todo este veneno y te quedas alli vigilándolo !!! A cambio de esta publicidad te estás convirtiendo en cómplice del delito medioambiental !!! Demasiada insensatez !!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s