Cáncer


HACE AHORA ocho años, Huelva y el Campo de Gibraltar ocuparon amplios espacios de los medios de comunicación de todo el país a raíz de la publicación del llamado Atlas de Mortalidad, un mapa según el cual ambas zonas ocupaban un lugar destacado en casos de cáncer. El autor de este trabajo, el profesor Joan Benach, de la Universidad Pompeu Fabra, solicitó entonces junto a organizaciones ecologistas y otros colectivos la realización de un amplio estudio epidemilógico destinado a encontrar las causas o factores de riesgo que explican la proliferación de dicha enfermedad.

La Consejería de Salud ha mantenido desde entonces que todos sus informes indican que la existencia de un mayor número de enfermos de cáncer en Huelva responde en exclusiva a “factores sociales”, destacando entre todos ellos el consumo de tabaco por parte de la población. El citado departamento ha descartado siempre que la presencia de importantes centros de producción de industria pesada esté relacionada con los tumores, si bien nunca ha hecho público de forma pormenorizada los detalles de sus indagaciones.

Sin dar más publicidad de la precisa y sin utilizar la expresión “estudio epidemiológico” para no generar eso que nuestros políticos llaman “alarma social”, la Universidad de Huelva ha puesto en marcha un grupo de trabajo formado por científicos de las universidades de Huelva y Yale, dirigidos por el profesor de esta última José Costa, en el que participan también y de manera decisiva especialistas de los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, que aportarán su larga experiencia en la materia y el trabajo de campo. En total, será un grupo interdisciplinar de entre 15 y 20 profesionales que a lo largo de los próximos cuatro años años intentará determinar si, además de una correlación de factores, se da una relación causa-efecto directa entre la contaminación y los casos de cáncer, sin descartar otros aspectos como la humedad ambiental o el citado consumo de tabaco.

Es la incertidumbre y la negativa a afrontar los problemas lo que genera alarma social, no el conocimiento de los hechos, aunque la paradoja es que el apoyo oficial y financiero al proyecto venga en este caso de la mano de la Consejería de Innovación y no de la de Salud.

FUENTE: Huelva Información

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s