Metales Pesados, Arsénico y otras lindezas que no suponen riesgo para la salud


Es una pena que se preocupe el Huelva Información y la Junta por lo que está ocurriendo en los terrenos de Nuevo Corrales, y que sin embargo oculten o manipulen las informaciones referentes a los Fosfoyesos. De todos los compuestos que se concentran en Nuevo Corrales, las Balsas de Fosfoyesos están sobrados. Quizás las voces de los vecinos del residuo blanco no parecen ser igual de dignas, sus viviendas no costaron tantos miles de euros. Aquellos que llevan viviendo muchos años en Perez Cubillas, y que de repente le colocan el mayor vertedero químico de España a las puertas de sus casas.

Pero esto al Huelva Información, y a la Junta de Andalucía y Ayuntamiento (que son los máximos responsables), no parece ser importante, ni transcendente, y mucho menos denunciable. Pero que una empresa promotora manipule informes de expertos sobre los terrenos de Nuevo Corrales si.

Y es que encima, la Junta de Andalucía se echa las manos a la cabeza cuando se dice en el informa de la promotora que los metales pesados de Nuevo Corrales  no sobrepasan lo límites legales. Esa misma Junta que dice lo mismo cuando presenta sus informes de las Balsas de Fosfoyesos.

Esta situación nos hace estar indefensos a los ciudadanos y ciudadanas de Huelva, y que no confiemos en aquellos que llevan el timón de nuestra ciudad o de nuestra Autonomía.


Una promotora afirma que los metales pesados están por debajo del límite legal

Una promotora afirma que los metales pesados están por debajo del límite legal Nuevo Quinto asegura que encargó dos informes para conocer la situación del suelo y que “no existe riesgo inaceptable” · Un grupo de afectados le rebate que los estudios son posteriores a la licencia de obras

La promotora de la urbanización ‘El Recreo de Aljaraque’, ubicada en una de las zonas en las que Junta de Andalucía confirmó hace dos años que el suelo estaba contaminado como consecuencia de la actividad minera (en el Plan Parcial Residencial 9), afirma que la concentración de metales pesados en la parcela está por debajo de los límites legalmente marcados y que “no existe un riesgo inaceptable para la salud humana”.

En una carta remitida a los compradores de viviendas de la urbanización, a la que ha tenido acceso este diario, la promotora Nuevo Quinto asegura que de motu propio encargó a una empresa homologada por Medio Ambiente sendos informes de caracterización del suelo de la manzana en la que se localizan las casas, así como el análisis de riesgos, incluido el que podría suponer para los residentes la contaminación detectada en el PPR12. Ambos informes, según Nuevo Quinto, concluyen que en el terreno analizado la concentración de metales pesados es inferior a los Niveles Genéricos de Referencia (NGR), por lo que “no existe, entonces, riesgo para la salud humana”. De otra parte, indica que tras estudiar la situación actual del suelo en estos momentos y la prevista en el futuro (una vez descontaminados los suelos), teniendo en cuenta tanto a los residentes de la urbanización como a los usuarios del paseo público construido en la zona, “no existe un riesgo inaceptable” para la salud humana.

La empresa mantiene que en todo momento “ha cumplido estrictamente” con los requerimientos de la Consejería de Medio Ambiente para garantizar que no existan riesgos para la salud. La misiva tiene ya respuesta por parte de un grupo de compradores, que recuerdan a la promotora que su obligación, como propietaria de los terrenos, era la de presentar un informe de situación con carácter previo a la solicitud de licencia, algo que se ha incumplido en este caso, aseguran. Según los afectados, Nuevo Quinto solicitó la licencia de obra en julio de 2005 y en diciembre de ese mismo año el Ayuntamiento aprobó el proyecto de urbanización, para conceder la licencia finalmente en febrero de 2006. “Todo ello, sin presentar el informe de situación”, que se puso en manos de Medio Ambiente en marzo de 2006.

Los afectados replican a la empresa que no encargó los informes de la zona por iniciativa propia sino que Medio Ambiente se lo requirió primero verbalmente y posteriormente por escrito. “Ni siquiera se realiza estudio de la posible existencia de contaminación de las aguas subterráneas”, subrayan, al tiempo que indican que los muestreos en la parcela de la urbanización se hicieron a una profundidad máxima de 30 centímetros. “Los suelos muestreados son tierras de relleno o de nivelación”, afirman.

Ante la sugerencia de “manipulación” por parte de la empresa de las muestras que analizó la Universidad de Huelva, a las que resta validez, los afectados invitan a Nuevo Quinto y a las Administraciones a repetir los análisis ante notario.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s