Trabajadores del Polo Químico acumulan Uranio 238


Un estudio elaborado por profesores de la Universidad de Huelva y por médicos del Hospital Juan Ramón Jiménez ha detectado niveles significativos de acumulación de Uranio 238 en obreros que trabajan en el Polo Químico onubense. El estudio se basa en los análisis realizados a 125 trabajadores voluntarios de la industria química y metalúrgica de las ocho provincias andaluzas. De los 32 trabajadores de la provincia de Huelva analizados, catorce, “casi la mitad” presentaron niveles detectables de Uranio 238 en sus uñas, “por ninguno de los 19 trabajadores estudiados de otras provincias.”

————————————–

> Estudio CRIIRAD

La Asociación Mesa de la Ría y Greenpeace denunciaron hace una año la presencia de Uranio 235 y 238 en las Balsas de Fosfoyesos, como así lo demostraba el estudio CRIIRAD, y que ponía en evidencia los resultados de anteriores estudios presentados por la propia Universidad de Huelva y el CSIC.

—————————————

Detectan una acumulación significativa de uranio en obreros del Polo de Huelva

  • De  los 32 trabajadores analizados 14 tenían uranio 238 en las  uñas.
  • Se  sospecha que el origen de la contaminación son los  fosfoyesos.
  • “Es  suficiente para justificar un estudio más exhaustivo”

Un estudio elaborado por profesores de la Universidad de Huelva y por médicos del Hospital Juan Ramón Jiménez ha detectado niveles significativos de acumulación de uranio 238 en obreros que trabajan en el Polo Químico onubense.

El profesor de la universidad onubense Juan Alguacil, coautor de este estudio, ha dicho que este trabajo, financiado por el Ministerio de Sanidad, “es suficiente para justificar un estudio más exhaustivo” del grado de contaminación por uranio natural de Huelva, aunque no haya logrado determinar con claridad su origen exacto.

No se ha confirmado que los fosfoyesos sean el origen, pero se afirma que contribuyen

“Que el origen de esta contaminación sea la balsa de fosfoyesos no se ha podido confirmar, pero sigue siendo uno de los principales sospechosos”, ha explicado Alguacil. Las conclusiones de este estudio sugieren que “realizar actividad laboral en las proximidades de la balsa de fosfoyesos y/o del polo químico de Huelva contribuye a la acumulación de uranio 238 en el cuerpo”.

De los 32 trabajadores de la provincia de Huelva analizados, catorce -“casi la mitad”, ha subrayado Alguacil- presentaron niveles detectables de uranio 238 en sus uñas, “por ninguno de los 19 trabajadores estudiados de otras provincias”.

De los 125 obreros analizados de la industria andaluza sólo tenían uranio los de Huelva.

Con todo, ninguno de estos catorce trabajadores del Polo Químico de Huelva con niveles detectables de uranio trabajaba para alguna de las empresas que generan los fosfoyesos que se vierten en la balsa de Fertiberia, que ha sido denunciada en varias ocasiones como punto de contaminación cancerígena.

El estudio, presentado en el XIII congreso de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), celebrado recientemente en Sevilla y al que ha tenido acceso, se basa en los análisis realizados a 125 trabajadores voluntarios de la industria química y metalúrgica de las ocho provincias andaluzas.

Estudio más amplio

“En tanto el tamaño muestral es bajo y no se ha tenido en cuenta la posible contribución de la dieta, los resultados deben de interpretarse con cautela, si bien parece recomendable realizar un estudio más exhaustivo en una población más amplia, incluyendo población general no expuesta laboralmente”, concluye el estudio.

FUENTE: 20minutos

————————————–

> Uranio 238

El principal uso del uranio en la actualidad es como combustible para los reactores nucleares que producen el 17% de la electricidad obtenida en el mundo. Para ello el Uranio es enriquecido aumentando la proporción del isótopo U235 desde el 0,71% que presenta en la naturaleza hasta calores en el rango 2-3%. El uranio empobrecido es usado en la producción de municiones perforantes y blindajes de alta resistencia. Otros usos incluyen:

  • Los fertilizantes de fosfato pueden contener un contenido en uranio natural alto, cuando el mineral con el que se fabrican tiene un contenido de uranio también alto.

El uranio en cualquiera de sus formas (natural, enriquecido o empobrecido), al ser un metal pesado, posee una cierta toxicidad, pudiendo afectar al sistema renal, dependiendo los efectos de la cantidad incorporada al organismo.

Además el uranio es el padre de una de las cadenas naturales, siendo uno de sus hijos radiactivos el radón-222, considerado cancerígeno.

FUENTE: WIKIPEDIA.

—————————————-

Salud dice que el estudio sobre la presencia de uranio 238 en los empleados del Polo “no es concluyente”

La delegada de Salud de la Junta de Andalucía en Huelva, María José Rico, lanzó hoy un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía onubense, ya que el estudio presentado en el XIII congreso de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), elaborado por profesores de la Universidad de Huelva (UHU) y por médicos del Hospital Juan Ramón Jiménez que arroja que se han detectado niveles significativos de acumulación de uranio 238 en obreros que trabajan en el Polo Químico onubense, se trata de “un apunte exclusivamente y no arroja conclusiones concluyentes”.

En declaraciones a los periodistas, Rico apuntó que hay que partir de la base de que “este estudio ha sido un apunte que ha salido del seno de un congreso”, por lo que se trata de “una aproximación inicial”.

Señaló que la Consejería de Salud tiene abierta líneas de investigaciones e informes previos, realizados por el Consejo Superior de Investigación Científica (CSIC) y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que “avalan la falta de causa-efecto”, así como “la relación de causalidad”.

María José Rico subrayó que el asunto, que ha generado alarma social entre los onubenses, está “estudiado y consolidado”, y explicó que su delegación irá “de la mano con la Consejería de Medio Ambiente y con la de Empleo”, a lo que añadió que la Junta “actuará y coordinará” el asunto y, si es necesario, acudirá al Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborables.

Por su parte, el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, Manuel Alfonso Jiménez, indicó hoy que “nunca ha habido relación del uranio o de cualquier otro metal con la salud de los trabajadores del Polo Químico onubense ni de los ciudadanos en general”, según los estudios realizados por distintos organismos públicos, como el CSIC o el CSN.

En rueda de prensa para presentar la II Feria Gastronómica de El Andévalo, Manuel Alfonso Jiménez apuntó que respecto al estudio, la Consejería de Salud se ha puesto en contacto con los investigadores del mismo, por lo que se analizará “con profundidad” y si es preciso, a través del Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborables, “se ampliaría”.

FUENTE: EUROPA PRESS.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s